Directorio
Fotogalería
Atención al Ciudadano
Contrataciones Públicas
Auditoría Interna
Contáctanos

Planta Productora de Derivados Sanguíneos (PPDS)

La Planta Productora de Derivados Sanguíneos (PPDS) es la única planta de este tipo en el país y una de las cinco existentes en Latinoamérica, encontrándose entre las más modernas y grandes de la región.


Historia

La PPDS se creó en respuesta a una iniciativa del IVIC, del Ministerio de Salud y Desarrollo Social (MSDS) y de los bancos de sangre nacionales, ante la demanda en el país de derivados plasmáticos para el tratamiento de diversas afecciones.

La Planta Productora fue construida entre 1989 y 1995, comenzó la producción de hemoderivados en 1995, obteniendo el primer registro sanitario, para la Albúmina Humana, en 1997. Posteriormente ha incorporado los procesos productivos de inmunoglobulinas y factores de coagulación.

En la actualidad la PPDS está dotada con tecnología de vanguardia, procesando las proteínas existentes en el plasma de la sangre humana, con el objetivo de obtener varios productos terapéuticos útiles para el tratamiento de miles de pacientes, entre los que se encuentran: Albúmina Humana, Inmunoglobulina G, Anti-D, Anti-Tetanica, Antihepatitis B, Factores de Coagulación.

En sus pasillos, laboratorios y oficinas trabajan más de 450 profesionales entre químicos, biólogos, médicos, farmacéuticos, bioanalistas, ingenieros, entre otros.

La PPDS es considerada de prioridad nacional, por la necesidad estratégica que tiene Venezuela de ser autosuficiente en la producción de hemoderivados, dado que su utilización permite el tratamiento adecuado en situaciones de emergencia.


Proceso productivo de la PPPDS

El proceso productivo de la PPDS se basa en el fraccionamiento alcohólico en frío del plasma humano, separación cromatográfica e inactivación viral. Se obtienen así proteínas presentes en el plasma, que son sometidas a procesos de purificación, inactivación viral, concentración y formulación terapéutica, a efectos de obtener los niveles de pureza, estabilidad y seguridad internacionalmente establecidos para cada hemoderivado.

Los diferentes productos terminados se someten a un período de cuarentena, a fin de asegurar su esterilidad y estabilidad para su uso terapéutico. Cada lote es verificado y aprobado por la autoridad sanitaria de Venezuela, Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR).


Altos estándares de calidad

La calidad es el principal valor de Quimbiotec

• Calidad de las materias primas

Cada unidad de plasma es rigurosamente seleccionada y verificada con estrictos controles serológicos, cumpliendo con las normas sanitarias nacionales e internacionales. De igual forma, todos los reactivos y procedimientos utilizados son validados.

• Calidad del proceso productivo

Durante el desarrollo del proceso se realizan análisis de control en cada una de las etapas. Los procesos se llevan a cabo en cumplimiento con las normas de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) así como con los estándares de calidad y seguridad exigidos internacionalmente. Todos los hemoderivados Quimbiotec son sometidos a procesos de inactivación viral, purificación, concentración y formulación terapéutica, para obtener los más altos niveles de pureza, estabilidad y seguridad internacionalmente establecidos para los hemoderivados.

• Calidad del Producto terminado

Para garantizar que los productos Quimbiotec cumplen con las más estrictas exigencias de los entes regulatorios, tanto a nivel local como internacional, los hemoderivados son sometidos a rigurosos controles fisicoquímicos, bioquímicos, microbiológicos y de inspección visual.
Actualizar Detalle de los Reportajes Quimbiotec CA